12
Dic
2018

12/12/2018 - 13/12/2018
XII JORNADAS STIC CCN-CERT

En el seno del Centro Criptológico Nacional (CCN), organismo adscrito al Centro Nacional de Inteligencia (CNI), somos plenamente conscientes de la misión que se nos ha encomendado y de la necesidad de transmitirla a la sociedad española. Y entre estas funciones se encuentra la de contribuir a la mejora de la ciberseguridad española, siendo el centro de alerta y respuesta nacional que coopere y ayude a responder de forma rápida y eficiente a los ciberataques y a afrontar de forma activa las ciberamenazas.

En esta tarea de crear una sólida cultura de ciberseguridad, el CCN acomete un gran número de acciones de información y sensibilización, con el fin de proporcionar a todos los actores implicados las herramientas y conocimientos necesarios para la protección de su información, sistemas y servicios. Y de entre todas ellas, las Jornadas STIC CCN-CERT, cuya duodécima edición presentamos ahora, se han convertido en el principal encuentro de ciberseguridad celebrado en España, no sólo por el gran éxito de convocatoria (se espera superar a los más de 1.700 asistentes de 2017), sino también por la calidad de los temas abordados y por la experiencia y conocimiento de los ponentes.

En esta ocasión, el lema escogido para estas XII Jornadas STIC CCN-CERT es “Ciberseguridad, hacia una respuesta y disuasión efectiva”, convencidos, como estamos, del necesario cambio de paradigma en la protección del ciberespacio. Convencidos como estamos de la necesidad de avanzar al paradigma de la resiliencia; aceptando un riesgo residual, donde cada vez tengan un mayor peso las capacidades de monitorizacion y vigilancia, junto a una respuesta eficaz en todas las instancias del Estado (ciudadanos, empresas y sector público).

Convencidos como estamos de la exigencia de contar con una respuesta centrada en la detección, la trazabilidad y el emprendimiento de acciones penales contra los ciberdelincuentes, de tal forma que se desarrollen medidas que sean creíbles y disuasorias frente a los atacantes.

Y todo ello, en el marco de una cooperación creciente entre el sector público y privado, impulsando la comunidad de inteligencia y construyendo un ambiente de confianza mutua.

Solo de este modo se conseguirá reforzar la ciberseguridad en todos sus ámbitos y disuadir al atacante de sus intenciones.